Tratamientos

Menor dosis de anestesia mayor posibilidad de embarazo

Avanzando mas y mas para mejorar las probabilidades en embarazos por reproducción asistida. Estudiando nuevas formas o mejorando las actuales se consiguen mejores resultados para los futuros padres

Una investigación realizada por especialistas de un centro de medicina reproductiva reveló que la reducción de las dosis propofol, anestesia utilizada en procedimientos de aspiración folicular en técnicas de reproducción asistida de alta complejidad, podría  mejorar los resultados de Icsi (inyección intracitoplasmática  de espermatozoides) .

Vale mencionar que la inyección intracitoplasmática  de espermatozoides es un tratamiento de fertilidad asistida a través del cual la fecundación del óvulo por el espermatozoide, que dará lugar a un embrión, se realiza en el ámbito de un laboratorio.

Luego ese embrión es transferido al cuerpo de la mujer para que siga su evolución natural.

El estudio, que fue desarrollado por César Sánchez Sarmiento, director médico de Nascentis; Guillermo Santiago, especialista en anestesiología; Marcela Zitta, especialista en fertilidad asistida y Conrado Avendaño, bioquímico especializado en Andrología e investigación clínica de espermatozoides,  será presentado en el próximo Congreso Internacional de Sociedad Americana de Fertilidad (ASMR), que se llevará a cabo entre el 12 y el 17 de octubre en Boston, Estados Unidos.

A la vanguardia de la especialidad

La investigación mencionada integra un grupo de varios estudios que profesionales de Nascentis vienen desarrollando desde hace varios años con el objetivo de responder a las dudas e interrogantes que cada día arroja la medicina reproductiva. Todas estas investigaciones fueron publicadas en revistas de la especialidad y presentadas en eventos médicos internacionales.

A esto se suma la tecnología de última generación con la que este centro de medicina reproductiva cuenta, así como los laboratorios de alta complejidad y los programas de capacitación y formación profesional de todos los integrantes de su staff médico.

“La medicina desarrolló diferentes tratamientos para ayudar a tener hijos a muchas parejas que no pueden hacerlo de manera natural. Así nació la fertilización in vitro (FIV), se perfeccionó la inseminación intrauterina y la técnica ICSI solucionó muchos problemas. Hoy trabajamos para mejorar cada una de estas técnicas y así aumentar las posibilidades de embarazo de estas parejas”, manifestó Sánchez Sarmiento.

 

fuente: lavoz.com

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *