Fertilidad

Trasplante de tejido ovárico restauraría la fertilidad

ovariosLa función ovárica y la fertilidad pueden lograr restaurarse a largo plazo con trasplantes reiterados de tejido que sea tomado antes de que una paciente sea sometida a tratamientos altamente concentrados contra el cáncer de ovarios, dijeron expertos.

Los resultados de la investigación, realizada por especialistas surcoreanos y estadounidenses, fueron publicados en la revista Fertility and Sterility.

En el tejido ovárico congelado, la falta de oxígeno después del injerto causa una importante pérdida de folículos y una reducción de la expectativa de vida del material, por lo que se requerirían trasplantes repetidos, señaló el equipo del doctor S. Samuel Kim, de la University of Kansas.

No obstante, hasta ahora, no se han logrado embarazos exitosos después del trasplante, indicaron los autores, que informaron una serie de casos clínicos de mujeres jóvenes que habían realizado tratamientos completos de quimio y radioterapia.

Antes de la terapia, el equipo recolectó un ovario completo de cada una de las pacientes y luego los seccionó y procesó, para después almacenar las muestras de tejido en nitrógeno líquido.

Después del primer trasplante, los niveles hormonales y de desarrollo folicular indicaron que la función ovárica regresaba entre 12 y 20 semanas después, pero sólo duraba de tres a cinco meses.

Un segundo intento en tres pacientes que seguían en remisión del cáncer produjo un regreso más rápido de la función, que duró entre 15 y 36 meses. Los síntomas y niveles elevados de progesterona en los pacientes indicaban ovulación espontánea.

El equipo de Kim informó que cuatro de seis ovocitos recuperados de dos pacientes fueron fertilizados y cultivados in vitro durante dos a tres días, y criopreservados. El plan es descongelar los embriones y transferirlos a madres sustitutas en el futuro cercano.

Los autores dijeron que deben determinar las condiciones óptimas para el trasplante de tejido ovárico, incluida la accesibilidad a la zona, así como también factores ambientales como la temperatura, el espacio para crecimiento folicular, el fluido peritoneal y el entorno hormonal.

Fuente: MedlinePlus

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *