Maternidad

Síntomas de implantación embrionaria

La implantación embrionaria es el proceso por el cual el embrión se fija al endometrio para continuar su desarrollo. El aumento de hormonas tras la implantación genera síntomas de embarazo. Lo normal es empezar a notarlos más adelante, pero a veces se pueden sentir en estadios muy tempranos.

SANGRADO VAGINAL

El sangrado por implantación se suele dar unos días después de la implantación. Se caracteriza por presentar sangre de textura más fluida que la de períodos menstruales. Su color puede variar del rosado al amarronado. El tiempo que dura este sangrado depende de cada mujer.

Otros síntomas que pueden resultar significativos si se acompañan al cese de la regla, son:

  • Cólicos, de uno o dos días de duración, similares al dolor que se siente durante la menstruación
  • Ligero hinchazón de los senos, sobre todo de la aureola y el pezón
  • Molestias por diarrea o estreñimiento, acidez de estómago
  • Frecuentes ganas de orinar
  • Somnolencia, sobre todo después de las comidas
  • Náuseas e incluso vómitos, especialmente al despertarse, normalmente a partir de la segunda semana
  • Aborrecimiento de la comida, tabaco y olores
  • Primeros antojos, mayor número de comidas con menor cantidad de alimentos
  • La observación excesiva de cualquier tipo de signo o cambio en nuestro organismo, unido al deseo exacerbado de ser madres, puede hacer que nosotras mismas provoquemos síntomas de embarazo sin estarlo.

De cualquier modo, lo mejor es esperar al menos 12 días después de la ovulación para realizar un test de embarazo y salir de dudas.

Fuente: reproduccionasistida.org

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *