Vitrificación de Óvulos

Prolongar la fertilidad a través de la vitrificación de óvulos

Retrasar un año el hecho de quedarse embarazada supone un 5% de posibilidades menos de poder quedarse embarazada. Cada año que pasa en nuestro país, más son las mujeres que por sus circunstancias deciden retrasar el momento de ser madres. En ese caso, una mujer a partir de 30-35 años tiene más dificultades de tener un embarazo natural ya que la calidad de sus óvulos empeora y se vuelve menos fértil.

Para reducir este impacto existe, desde hace unos años, un método preventivo que permite conservar los óvulos con éxito y que está orientado a las mujeres que, por distintos motivos, posponen el momento de ser madres: la vitrificación de óvulos. Esta técnica presenta excelentes posibilidades que ofrece de cara a preservar la fertilidad: las mujeres que decidan vitrificar sus óvulos tendrán la misma fertilidad que el día que decidieron criopreservarlos.

Esta técnica de reproducción asistida congela los óvulos jóvenes llevándolos hasta -196ºC e incubando los ovocitos en una solución con alta concentración de crioprotector, que evite los daños producidos durante la vitrificación, e introducirlos en nitrógeno líquido.
Después de los 50 años, incluso conservándose los ovocitos en perfectas condiciones, no es aconsejable realizar el tratamiento, según indica la Sociedad Española de Fertilidad. Cuando la mujer se decide a realizar el tratamientos, la forma de actuar es proceder a la implantación de los embriones y después de descongelar los ovocitos se inyectan mediante la técnica de Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides ICSI.

El hecho de poder vitrificar los óvulos posibilita que una mujer no se sienta esclava de la edad ni las condiciones sociales, laborales o económica y elija el momento en el que lleva a cabo el tratamiento además permite a mujeres que son solteras poder ser madres.
Conservar la fertilidad en aquellas mujeres que puedan padecer enfermedades con cáncer es ahora posible gracias a la vitrificación de óvulos y a un clínica de fertilidad ya que recuperar la fertilidad después de procesos de quimioterapia o radioterapia podría conllevar mucho tiempo.

A todo esto, se suma que los óvulos vitrificados no tienen el riesgo del proceso natural de envejecimiento ni pueden sufrir daños por algún tratamiento médico. Esto hace que la vitrificación sea uno de los tratamientos de fertilidad para muchas mujeres.

Fuente: Asturi.as

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *