Donación de ÓvulosMaternidad

Procreación récord: cuando pierdes la cuenta de los hijos que tienes

33, 86, 415, 69. 170… no son los números premiados del último sorteo de la lotería, sino la cantidad de hijos que ha procreado un ser humano. Tener un hijo, dos, o hasta cuatro. La idea de dejar una descendecia es un deseo que comparten la mayoría de personas. Pero como en todo, algunos cometen excesos.

Charles Darwin dijo: «Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio». Y en un mundo donde la media de hijos por mujer es inferior a dos, parece que nos hemos quedado un poco atrás.

Suerte que aún quedan sueltos algunos ‘especímenes’ empeñados en conservar la especie. Hace unas semanas salía a la luz el último de estos casos. Un brasileño de 90 años había sido capaz de tener nada menos que 50 hijos, eso sí, rotando entre su primera mujer, su segunda esposa, la cuñada y la suegra de esta. «Lo que mejor hizo Dios en el mundo fue la mujer» con estas palabras del susodicho y su historial queda claro que no le importaba demasiado la subsistencia de la especie.

Otro de los récords en lo que a procreación se refiere es el de Nadya Suleman. Esta americana es la que ostenta el récord de partos múltiples. Tras someterse a varios tratamientos de fertilidad, fue capaz de dar a luz a un total de 8 niños. Octillizos.

En la búsqueda de nuestro ‘superhumano’ capaz de levantar él solo la media de nacimientos, subimos un peldaño con el caso de Mohammed Abubakar. Este nigeriano, curandero de profesión, es esposo de 86 mujeres, con las que ha conseguido tener 170 hijos. Cuando se le pregunta de donde saca las fuerzas para tener tantos niños él responde: «No es bueno que los hombres sigan mi ejemplo. Cualquiera, con 10 esposas, colapsaría y moriría, pero mi fuerza personal me la dio Alá».

Pero después de dos hombres que apelan a lo divino para explicar su capacidad procreadora, llega el turno de descubrir a la mujer registrada que más hijos ha concebido en la historia. La señora Vassilet, fue una campesina rusa que vivió en una granja cercana a Moscú a mediados del siglo XIX. Los datos de la Academia Imperial de San Petersburgo recogen que fue capaz de tener 69 niños, dando a luz 27 veces, teniendo gemelos 16 veces, trillizos 7, y cuatrillizos 4 veces, jamás parió un único hijo.

Las donaciones, nuevas posibilidades

Con la llegada en el siglo XX de la posibilidad de los embarazos in vitro y de las consiguientes donaciones de semen y óvulos se ha abierto una nueva puerta para estos procreadores.

La australiana Faith Haugh comenzó a donar óvulos como “pasatiempo” hace 17 años y ha establecido un récord mundial que resulta perturbador para muchos. Tiene 19 hijos engendrados con los óvulos que regaló.

El caso del donante masculino récord es algo más exagerado si cabe. Cynthia Dayli, una mujer de Washington, quiso saber por curiosidad la identidad del padre del niño que había tenido gracias a la fecundación con el semen que había obtenido en un banco de esperma. Su sopresa fue mayúscula cuando descubrió que en la misma zona en la que ella vivía el donante del que había obtenido el semen había fecundado a otras 150 mujeres. El hijo de la mujer ya cuenta con 149 hermanos.

El ‘Superprocreador’

Y por fin llegamos hasta el ser humano más fértil del mundo. Ese que habría hecho que Darwin se hubiera puesto a dar palmas. Akuku Danger, como se le conoce en su aldea de Kenia, es miembro de la tribu de los Luo, una de las etnias más extendidas de África central y la misma a la que pertenece Barack Obama, cuyo padre era también keniata.

Akuku es un personaje en sí mismo. Con 2’10 metros de altura, acostumbra a vestir de gala casi todos los días, costumbre que comenzó cuando trabajaba como sastre de los colonos ingleses. Aún con 92 años, Akuku se enorgullece de recordar el nombre de sus 130 esposas y nada menos que 415 hijos, los cuales comparten un grupo en Facebook. «Estoy cansado» confesaba el viejo Akuku a Joana Socias en una entrevista el año pasado, «yo ya he cumplido. He dejado mi huella en este mundo«. Nadie lo duda. Akuku fallecía hace apenas unos meses en su aldea rodeado de más de 800 familiares cercanos.

Fuente: Terra

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *