Actualidad

Fumar perjudica antes, durante y después…

Los malos hábitos de vida afectan a la fertilidadFumar durante el embarazo puede causar infertilidad al bebé en su etapa adulta

El tabaquismo durante el embarazo perjudica gravemente la salud de los descendientes y puede llegar a ocasionar infertilidad en el niño en el futuro, indica el doctor Soares.

Las madres que fuman más de diez cigarros al día durante el embarazo influyen de forma directa en la salud de sus pequeños, y pueden provocar una reducción en la concentración de esperma del 20-48% en comparación con los individuos no expuestos, en caso del varón, y una reserva limitada de ovocitos y subfecundidad si esperan una niña.

Según explica Sergio Soares, “las mutaciones en el esperma pueden ser transmitidas a la descendencia como cambios permanentes e irreversibles en la composición genética y pueden persistir en las generaciones futuras. Las consecuencias del hábito de fumar se extienden más allá del fumador a sus descendientes no fumadores”.

 

El contacto cotidiano con tóxicos afecta a la salud reproductiva de la persona y sus descendientes

El informe Weybridge +15 (1996-2011) afirmó que los índices de enfermedades endocrinas y trastornos humanos parecen haber aumentado en consonancia con el crecimiento de la industria química. “Pruebas con personas han llevado a muchos científicos a preocuparse por la capacidad de algunos contaminantes químicos, los llamados disruptores endocrinos químicos (SAE), para interferir en el funcionamiento normal de las hormonas y causar daños reproductivos y de desarrollo relacionados con alteraciones endocrinas”, explicó el doctor Nicolás Olea, Catedrático de Medicina en la Universidad de Granada y Coordinador de Investigación del Hospital Clínico de Granada, en su ponencia del congreso.

En la actualidad, ha señalado Olea, hay estudios en marcha como el de Infancia y Medioambiente (INMA) que investigan la posible relación entre la exposición a los disruptores endocrinos químicos durante la vida fetal y enfermedades reproductivas o de trastornos del desarrollo en la infancia y la vida adulta. Uno de los estudios en los que analizaron 150 muestras de placenta de mujeres andaluzas detectó ocho plaguicidas por placenta con al menos un contaminante.

Fuente. serpadres.com

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *